Cómo se redacta el tema de un texto

Esta entrada es la parte 6 de 14 del curso Curso de Análisis del Tema

CURSO BÁSICO DE ANÁLISIS DEL TEMA EN EL COMENTARIO DE TEXTOS

Lección 3

CÓMO REDACTAR EL TEMA DE UN TEXTO

Es muy importante pensar bien la frase del tema.

  • Primero, porque si somos capaces de redactarla adecuadamente eso será una señal de que hemos leído y analizado el texto concienzudamente hasta que lo hemos comprendido.
  • Segundo, por que un tema bien expresado nos será muy útil para hacer las demás partes de un comentario literario: todo lo explicaremos a partir de él.

En esta lección te explicamos, con  ejemplos resueltos, los conceptos a tener en cuenta para componer bien el tema pero, en la siguiente lección, te mostramos, además, cómo redactar el tema  de un texto bien y la estructura exacta que debe tener la frase que lo exprese.
Además, como tercera herramienta de ayuda, te hemos preparado una plantilla o ficha para tenerla al lado mientras estás trabajando este aspecto de tu ejercicio.
Para que tu aprendizaje sea completo, piensa, por tanto en aprovechar estos tres artículos; este solo es el primero.

EL TEMA: SUS CARACTERÍSTICAS

Distinguimos una serie de rasgos básicos en la frase que enuncie el tema. En realidad, todos se reducen a uno solo, pues todos juntos están al servicio de lo fundamental, que es la UTILIDAD. La frase del Tema se debe redactar de modo que sea útil para llevar a cabo todos los demás  apartados del comentario de textos. De lo contrario, es una pérdida de tiempo.

 1) BREVEDAD.

El tema debe ser lo más sintético posible, de manera  que no haya en él elementos que sobren.

2) CLARIDAD.

La frase no puede ser ininteligible, no puede tener un sentido confuso. A veces,  por exagerar la la brevedad, y/o la abstracción, se puede acabar atentando  contra este otro principio. Debe buscarse el equilibrio entre unos y otros  rasgos básicos.
Muy ligado a la claridad está el siguiente requisito:

3) CORRECCIÓN LINGÜÍSTICA.

En tres sentidos. La frase que compongamos debe ser gramatical, congruente y adecuada. Es decir, debe ajustarse a las reglas de la gramática y debe tener sentido.
En ocasiones, el esfuerzo por conseguir concentrar en una frase los diferentes aspectos esenciales del contenido del texto combinado con un tiempo de reflexión insuficiente da lugar a oraciones que carecen de sentido, son agramaticales o ambas cosas a la vez.
Además,  como a lo largo de todo nuestro trabajo, debemos expresarnos con un registro lingüístico formal adecuado al marco comunicativo académico en el que se inscribe un ejercicio de comentario de textos. Es preciso eludir el tono coloquial.

4) ABSTRACCIÓN.  

El tema debe ser abstracto. Lo concreto y anecdótico debe ser eliminado de él hasta donde sea posible (a veces, dependiendo del texto, no queda más remedio que incluir algún elemento concreto).

5) PRECISIÓN.

No debe faltar nada de lo que sea realmente esencial en el texto. Por eso, una palabra abstracta, ella sola, nunca  podrá valer como tema de un texto. Cuanto más preciso sea el tema, más ÚTIL será.

6) OBJETIVIDAD.

Debemos presentar el tema sin incluir ningún tipo de apreciación personal. Hemos de ceñirnos al contenido de texto. No es momento de hacer valoraciones subjetivas del mismo.
  Observemos las siguientes frases y veamos cómo se incumplen en ellas algunas de estas condiciones a las que debe atenerse la frase que exprese el tema de un texto literario.

Ejemplos 

Brevedad.

La enorme angustia ante el final y la pérdida irremediable del amor.

Esta frase, obviamente incluye elementos innecesarios. Con esta otra, diríamos lo mismo, pero mejor:

La angustia por  la pérdida del amor.

Abstracción.

La  angustia de una mujer de mediana edad porque su novio de toda la vida la abandona después de muchísimos años.

Lo que aparece marcado  en rojo no responde al criterio de abstracción. Todo ello alude a aspectos concretos que, posiblemente, podríamos comentar en otros momentos de nuestro trabajo, pero que, de ninguna manera, deben aparecer en la frase del tema.

 Precisión.

Amor y dolor 

Una redacción de este tipo muestra muy poca elaboración y, posiblemente, poco esfuerzo de reflexión sobre el contenido exacto del texto. El resultado peca de confuso: lo mismo podría tratarse de amor al dolor que de dolor por amor o, incluso, de amor por dolor, etc.

 Claridad y corrección lingüística.

La angustia de la chica con muchos años de salir con un pavo cantidad de guapo, donde se ve toda hecha polvo de todo lo que sufrirá.

Aquí observamos numerosas incorrecciones.

No emplea el registro lingüístico apropiado. Aparecen diversos coloquialismos:  chica, pavo, toda hecha polvo, cantidad de guapo….  La frase está mal  construida: con muchos años de, donde se ve…  Tampoco  cumple con la condición de claridad. ¿Sufre porque la deja alguien, o porque la  va a dejar? ¿O porque ella ha dejado o va a dejar a alguien? En realidad, como hemos visto, tampoco se debería ni concretar ni detallar tanto en la frase del tema, pero, además de eso, la frase es confusa, incongruente  y se presta a diversas interpretaciones

 Objetividad

La angustia justificadísima de una pobre mujer porque la abandona un hombre que yo diría que es un sinvergüenza.

Evidentemente, estamos añadiendo valoraciones nuestras al contenido del texto; algo que hemos de vitar a toda costa.

            Resumiendo, se puede decir que la frase que recoge el tema de un texto literario se debe redactar de  modo que sea:  breve, precisa, abstracta, correcta lingüísticamente y objetiva.

 

NAVEGAR POR ESTE CURSO<<Anterior<< >>Siguiente>>

6 comentarios en «Cómo se redacta el tema de un texto»

  1. Muchas gracias, Karla, muy amable.
    Me gustaría que alguien nos sorprendiese con algún ejercicio hecho a partir de estas pautas

    También lo podés postear en el foro.

    Anda..

  2. aaaaaaaaaaaaaay lo malo que no puedo encontrar un significado meejor del caracteristica de la comentario
    bueno le pido la gracias. xao.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.