Ropa de marca barata

Clases de estructuras textuales

Esta entrada es la parte 4 de 8 del curso Introducción al análisis de la estructura

Curso de Introducción al Análisis de la Estructura de un texto literario

Lección 2

1.3.- Tipos de estructura  de un texto.

La estructura de un texto literario (poético, narrativo o teatral) puede adoptar muchas formas diferentes. Pero algunos tipos de estructura  se repiten con alguna frecuencia en cualquier clase de texto (incluidos los no literarios).

 La clasificación lógica más evidente nos permite distinguir unos pocos tipos fundamentales:

1.3.1.- Estructura analítica o deductiva.

El significado de mayor relieve aparee ya al principio del  texto. En los demás apartados aparecen las ideas secundarias o la ampliación, detalles, ejemplos etc, de esa idea principal.

Podríamos representarla así:

 

 

 

 En este   poema de Juan Ramón Jiménez tenemos una muestra:

DONADOR

Yo no soy yo.
Soy este
que va a mi lado sin yo verlo;
que, a veces, voy a ver,
y que, a veces, olvido.
El que calla, sereno, cuando hablo,
el que perdona, dulce, cuando odio,
el que pasea por donde no estoy,
el que quedará en pie cuando yo muera.

Otro ejemplo, ahora con un poema de Blas de Otero:

A LA INMENSA MAYORÍA

Aquí tenéis, en canto y alma, al hombre
aquel que amó, vivió, murió por dentro
y un buen día bajó a la calle: entonces
comprendió: y rompió todos sus versos.

Así es, así fue. Salió una noche
echando espuma por los ojos, ebrio
de amor, huyendo sin saber adónde:
adonde el aire no apestase a muerto.

Tiendas de paz, brizados pabellones,
eran sus brazos, como llama al viento;
olas de sangre contra el pecho, enormes
olas de odio, ved, por todo el cuerpo.

¡Aquí! ¡Llegad! ¡Ay! Ángeles atroces
en vuelo horizontal cruzan el cielo;
horribles peces de metal recorren
las espaldas del mar, de puerto a puerto.

Yo doy todos mis versos por un
hombre en paz. Aquí tenéis, en carne y hueso,
mi última voluntad. Bilbao, a once
de abril, cincuenta y tantos.

1.3.2.-Estructura sintética o inductiva.

El núcleo significativo de mayor peso se encuentra al final del  texto. Este final puede actuar como síntesis de las ideas que se interrelacionan en los apartados previos, como conclusión,  como generalización de casos concretos expuestos en el resto del texto, como punto de mayor intensidad expresiva, etc.

Podríamos representarlo así:

 

 

 

Un ejemplo en un poema de Garcilaso de la Vega:

Escrito está en mi alma vuestro gesto,
y cuanto yo escribir de vos deseo;
vos sola lo escribisteis, yo lo leo
tan solo, que aun de vos me guardo en esto.

En esto estoy y estaré siempre puesto;
que aunque no cabe en mí cuanto en vos veo,
de tanto bien lo que no entiendo creo,
tomando ya la fe por presupuesto.

Yo no nací sino para quereros;
mi alma os ha cortado a su medida;
por hábito del alma mismo os quiero.

Cuando tengo confieso yo deberos;
por vos nací, por vos tengo la vida,
por vos he de morir, y por vos muero.

 Otro de Jorge Manrique:

 Copla  IX

  Dezidme: La hermosura,
la gentil frescura y tez
de la cara,
la color e la blancura,
cuando viene la vejez,
¿cuál se para?
Las mañas e ligereza
e la fuerça corporal
de juventud,
todo se torna graveza
cuando llega el arrabal
de senectud.

1.3.3.- Estructuras enmarcadas, encuadradas o circulares.

Un tercer tipo básico, aunque menos frecuente. El contenido más significativo del texto aparece al principio y al final del mismo. En el resto de apartados que pueda tener el texto entre ese principio y ese final, se desarrollan diferentes aspectos del mismo en línea con lo que hemos visto en los tipos estructurales anteriores.

Podríamos representarlo así:

 

 

 

 

 Ejemplo en un poema de  Federico García Lorca:

Malagueña 

La muerte
entra y sale
de la taberna.

Pasan caballos negros
y gente siniestra
por los hondos caminos
de la guitarra.

Y hay un olor a sal
y a sangre de hembra,
en los nardos febriles
de la marina.

La muerte
entra y sale,
y sale y entra
la muerte
de la taberna.

Otro de Jorge Luis Borges.

El remordimiento

He cometido el peor de los pecados
que un hombre puede cometer. No he sido
feliz. Que los glaciares del olvido
me arrastren y me pierdan, despiadados. 

Mis padres me engendraron para el juego
arriesgado y hermoso de la vida,
para la tierra, el agua, el aire, el fuego.
Los defraudé. No fui feliz. Cumplida 

no fue su joven voluntad. Mi mente
se aplicó a las simétricas porfías
del arte, que entreteje naderías.

Me legaron valor. No fui valiente.
No me abandona. Siempre está a mi lado
La sombra de haber sido un desdichado

 

Además de estos tipos estructurales básicos se podrían señalar otros que también son relativamente frecuentes.  Además,  se podrían tener en cuenta  otros criterios y añadir otras clasificaciones. Una ampliación de este tema puede verse en el curso  de  profundización sigue a este: Curso avanzado sobre  de la Estructura.
Pero para empezar a trabajar puede ser suficiente con estos tres, máxime sabiendo, como hemos dicho, que no hay patrones fijos, sino algunos modelos genéricos de los que podemos partir para orientarnos a la hora de determinar la estructura exacta de un texto concreto.

NAVEGAR POR ESTE CURSO<<Anterior<< >>Siguiente>>

1 comentario en «Clases de estructuras textuales»

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.