ANÁLISIS DE LA FORMA DE LAS 40 COPLAS

Las Coplas de Jorge Manrique comienzan de un modo muy incisivo, espoleando al lector para que reaccione. La función conativa o apelativa del lenguaje irrumpe desde la primera palabra del poemario con el imperativo inicial: “Recuerde el alma dormida“, donde debemos advertir el significado especial que en este caso tiene el verbo recordar, su antigua acepción de “despertar”.
El primer verso tiene una continuación paralelística interesante en el segundo. Nuevamente aparece un imperativo al comienzo del verso incitando a la acción: “Avive“. El paralelismo se acentúa con la prosopopeya a que se somete al alma (recordar, dormir, avivar el sexo y despertar son funciones ajenas a ella, que se le aplican aquí para intensificar el mensaje poético.
Esta personificación del alma hace que establezcamos con el mensaje de los versos una relación más directa, y así el poema nos predispone para reaccionar ante su mensaje. Si solamente es hablar en términos abstractos el mensaje sería más distante. La prosopopeya lanza un mensaje directo a nuestra alma y la invita a salir de la situación desidiosa en que se halla y le hace ver la imperiosa necesidad de salir de ella.
Hay una relación antitética entre esos dos primeros versos que se condensa en el final de cada uno de ellos:
“recuerde el alma dormida
avive el seso e despierte
Y del carácter incisivo de los dos primeros versos, con esa pluralidad de verbos que invitan a la acción, pasamos al tercer verso que está formado por un gerundio, “contemplando“. el aislamiento del gerundio en un solo verso prolonga el carácter madurativo del aspecto del gerundio debido a la pausa dorsal obligatoria al final del verso. Además no es un verbo de acción, aunque continúa la prosopopeya del dos de sus anteriores. El gerundio ralentiza la acción, el ritmo, consiguiendo de esta manera el contraste de este verso con los anteriores que producían una sensación de dinamismo incisivo. Quizá el autor ha querido transmitirlos la idea de que, si bien precisamos reaccionar rápidamente y salir con presteza de nuestro “sueño”, no debemos, uns vez concienciados de nuestra situación, no debemos conducirnos de modo igualmente busco e irreflexivo, sino que tenemos que adoptar una postura serena y de profunda meditación.
Hemos de detenernos en una meticulosa reflexión. Hacia este terreno orienta el autor todos sus recursos estilísticos. El gerundio invita a la adopción de una postura serena y reflexiva ante los problemas que se citan en los versos posteriores:
“cómo se passa la vida
cómo se viene la muerte”
Podemos señalar también, que en esta época había una diferencia entre la ese sorda y la ese sonora, que vibraba, con lo cual el sonido de la sorda es también más incisivo. Vemos en estos dos versos un paralelismo antitético. Los dos versos, al tener la misma estructura sintáctica, quien también la misma estructura rítmica, y su ritmo les da un tono más perentorio.
Observemos también que el par antitético vida-muerte guarda relación con el par de los octosílabo anteriores, despierte-dormida. El alma, la conciencia dormida es como si estuviera muerta, porque sin haber reflexionado sobre el verdadero sentido de la vida, aún no ha nacido a la misma.

(Continuará…)
Comentario de las coplas de Manrique (1) (2) (3)

testando…

Comentario de texto: recuperamos los cursos

Bueno, parece después de muchiiisímo tiempo hemos podido recuperar el plugin  principal de los cursos. Aunque, de momento sigue habiendo un problema con las imágenes, ahora, al menos, hay cierta esperanza de poder recuperar el buen funcionamiento de toda la página en la sección de cursos en línea. ¡Veremos!… Seguir leyendo

Bueno, más allá de cualquier otra cosa (como el más mínimo interés de la Administración…), me quedo con esto: 2 millones de visitas…

Me quedo con esto, y, por supuesto, con los  deliciosos comentarios escritos por toda clase de personas. Hasta con los comentarios ceporretes que se limitan a decir “putos todos” y cosas así….

¡Muchas gracias, especialmente, a toda esa gente de 8 y 9 años -puede que… Seguir leyendo

Share
31.049 lecturas

Comentario

2 Responses to “Comentario de texto de las coplas de Jorge Manrique (IV)”

  1. Comentario de texto de las coplas de Manrique (III) | Comentario de texto en marzo 11th, 2008 8:43 pm

    [...] Comentario de texto de las coplas de Jorge Manrique (IV) [...]

  2. Juan Fco. en mayo 18th, 2010 9:18 am

    Exelentes los comentarios de a obra, muy bien resumidos y explicados, aunque me quedó una duda al final del comentario “IV” dice: continuará… y pués, no están los siguientes comentarios.

Leave a Reply





Habla con KOMY (experimental)

 Subscribirse a los feed


View blog authority Aadir a Favoritos en Technorati