Lección 4 Comentario de textos de poesía del Siglo de Oro

CURSO DE COMENTARIO DE TEXTOS DE POESÍA DE LA EDAD DE ORO

Comediantes de calle

Lección 4

0.1.3.- LA VERTIENTE DE POESÍA TRADICIONAL

 

En primer lugar, debemos dejar clara la diferencia entre dos conceptos: el de literatura popular y el de literatura tradicional.

Se llama poesía (o literatura) popular, a la que espontáneamente hace el pueblo. En las sociedades modernas, este tipo de actividad literaria popular es menos visible, pero en las sociedades antiguas, donde había menos diversiones y menos medios de comunicación, la poesía popular surgía en muchas actividades: canciones que acompañaban el trabajo en el campo, canciones para los momentos de fiestas y celebraciones, etc.
Esta literatura popular se hace casi exclusivamente en verso y se transmite por vía oral (lo cual da lugar a una de sus características más singulares: las llamadas variantes.

Se llama poesía tradicional o de tipo tradicional, a la que autores cultos hacen a imitación o semejanza de la popular.
La literatura popular, en principio, no se escribe, se transmite por vía oral. Cuando un autor pasa por escrito alguno de estos poemas que le oye cantar al pueblo (corrigiéndolo, o mejorándolo si le parece conveniente) o cuando un autor culto compone poemas a imitación de los que le ha escuchado al pueblo, estamos ante la poesía de tipo tradicional.
En la literatura castellana esta poesía de tipo tradicional suele emplear el verso corto, en especial el octosílabo ( a partir del Renacimiento y hasta el Barroco, los metros más empleados por la poesía culta en castellano serán el endecasílabo y el heptasílabo, tomados de la poesía italiana). 
En la poesía tradicional pueden aparecer irregularidades de metro (los versos fluctúan y no todos tienen la medida exacta que debieran)  o de rima.
La poesía tradicional emplea tanto la rima consonante en algunas estrofas ocm el zéjel, el villancico  y la letrilla como la asonante (la poesía culta cortesana , al igual que la renacentista, no suele emplear la rima asonante).

 

Pues bien, a lo largo de la Edad Media, se va forjando una rica literatura de este tipo tradicional que, a comienzos del XVI cuando llega el Renacimiento, está también plenamente vigente. De hecho, la literatura tradicional estaba a principios del siglo XVI más viva que nunca, pues se había beneficiado de los efectos de la invención de la imprenta.
En efecto, si durante toda la Edad Media, los libros se habían tenido que copiar a mano, tras el invento de Gutemberg a mediados del XV, la difusión de la literatura escrita ve multiplicadas espectacularmente sus posibilidades.
Una consecuencia directa de esto es la aparición y el éxito fulminante de los llamados Cancioneros, recopilaciones en un solo libro de grandes cantidades de poemas de diversa procedencia y que normalmente incluían numerosas muestras de poesía de tipo tradicional.
Como característico de la literatura castellana del Renacimiento y del Barroco, cabe señalar, que esta literatura de tipo tradicional no es sepultada por la nueva poesía culta renacentista. Por el contrario, continuará viva y correrá paralela a la renacentista-clasicista durante el Renacimiento y el Barroco (con mayor fuerza quizá durante este último).

Este es, pues, el panorama, cuando llega la lírica renacentista a España de la mano de Joan Boscà y Garcilaso de la Vega.

[cursosposts title=»Lecciones de este curso»]

[cursos title=»Cursos en línea con wordpress:» number=10]

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.