Lección 12 Comentario de textos de poesía del Siglo de Oro

CURSO DE COMENTARIO DE TEXTOS DE POESÍA DE LA EDAD DE ORO

Lección 12

 

 

9.- TRADICIÓN E INNOVACIÓN

Cow Parade Lala Tijuana 2008

     La imitatio tampoco suponía una prohibición estricta de inventar nuevas cosas. El poeta, v.gr; podía intentar mejorar la metáfora del cabello como oro. Él no se  había inventado la comparación entre esos dos términos, pero podía (y debía) presentarla de alguna manera distinta o más expresiva.


Al escritor se le consentía que innovase, pero sin darle la espalda a la tradición; debía innovar a partir de ella. Es más, ya hemos visto que se consideraba una tradición abierta, en continuo enriquecimiento. El poeta podía y debía mejorarla y pulirla, abrirle nuevos caminos y llevarla más allá, pero sin perderle nunca el respeto, sin contradecirla, sin hacerla a un lado e intentar cambiar sus reglas por otras distintas.

     Esto último es lo que  en gran medida pasará en el Barroco castellano. Se mantiene el patrón de referencia del arte clásico, pero los escritores actúan ahora con más autonomía respecto a él.
Aparecerán escritores que «le perderán el respeto», contradirán o intentarán cambiar las reglas de la esa tradición clasicista. Era un difícil equilibrio y por eso no es extraño que en el Barroco la poética clasicista se distorsione bastante, pese a que no pocos barrocos siguen declarándose seguidores e imitadores de lo clásicos incluso cuando inventan nuevas fórmulas literarias.

     El origen de esas transgresiones» barrocas se halla en el hecho de que algunos escritores barrocos, orgullosos después de décadas de poesía clasicista, acabarán convenciéndose de que el arte moderno ya se ha puesto a la altura del clásico, y puede pues, intentar ya superarlo, ir más allá. Así se explican Góngora en poesía o Lope de Vega en el teatro.
Manteniendo la misma concepción general del arte, entiende, sin embargo, que hay que adaptarlo al presente. Cuando lo hacen no siempre creen estar contraveniendo su espíritu, sino continuándolo y haciéndolo avanzar. Las novedades se entendían, en el fondo, como un modo de mantener vivo, adaptándolo a los tiemos presentes, aquel elevado concepto del arte descrito por los clásicos.

Puden cambiar aspectos concretos, pero los principios fundamentales, en general, creen mantenerlos vivos. Modifican detalles -incluso detalles de peso, con mucha tradición- para mantener lo esencial, adaptado, a la evolución y el momentro presente del arte.

Así, por verlo en un caso concreto, Lope de Vega, en su Arte nuevo de hacer comediqs en este tiempo (1609), expone con detalle  aspectos de las normas dramáticas clásicas deja fuera de su poética teatral porque no conectan con el público contemporáneo, no son coherentes con él. Pero, por ejemplo, recalca que el decoro se debe mantener; los  personajes de diferente nivel deben expresare con propiedad, de acuerdo con su condición.

No hay una ruptura total en el Barroco ni con el Renacimiento ni con el arte clásico. Aunque hay grandes cambios y diferencias sustanciales.

 

 

 

[cursosposts title=»Lecciones de este curso»]

[cursos title=»Cursos en línea con wordpress:» number=10]

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.