Ropa de marca barata

La reduplicación, ejemplos y definición

Reduplicación ejemplos y definición

CURSO DE RETÓRICA.
Los recursos fónicos,
Lección 3:

El concepto de reduplicación

Es una repetición inmediata, consecutiva, por aposición. Es decir, las palabras repetidas aparecen juntas, sin que haya ninguna otra palabra entre ellas. A veces también se la conoce con el nombre de reiteración. Lo podemos ver en los siguientes ejemplos:

“...con la cara blanca, blanca.”
(Leopoldo  Lugones, (Argentina, 1874-1938)

Amor, amor, un hábito vestí,
(Garcilaso de la Vega)

¡Jardín, jardín! ¿Qué tienes?
Manuel Machado

“...mientras el estruendo proseguía,
lejos, lejos, quién sabe si real…”
José Agustín Goytisolo

Desnudo desnudo de sangre de alas
Alejandra Pizarnik

¡Qué más da! Emocionado… Emocionado…
César Vallejo.

Y también son de tres poemas de  Vallejo los siguientes:

Vámonos! Vámonos! Estoy herido;

…Mi carne nada, nada
en la copa de sombra que me hace aún doler;
mi carne nada en ella
como en un pantanoso corazón de mujer…” (Del poema La copa negra).

“…Y repitiendo:
¡Tanta vida y jamás me falla la tonada!
¡Tantos años y siempre, siempre, siempre!

Dije chaleco, dije
todo, parte, ansia, dije casi,  por  no  llorar.
Que es verdad que sufrí en aquel hospital que queda al lado
y está bien y está mal haber mirado
de abajo para arriba mi organismo.

Me gustará vivir siempre, así fuese de barriga,
porque, como iba diciendo y lo repito,
¡tanta vida y jamás! ¡Y tantos años,
y siempre, mucho tiempo, siempre, siempre!…”,

(Del poema Hoy me gusta la vida mucho menos).

Diferencias entre reduplicación y anadiplosis

Para acabar de comprender el concepto estricto del recurso que estamos estudiando, es útil distinguirlo de la anadiplosis, concepto con el cual suele confundirse en determinados contextos. No es que se trate de una cuestión capital,  pero analizarla a fondo nos puede ayudar a  acostumbrarnos al grado de detalle y concentración con el que debe afrontarse un comentario de texto literario

Así, pues la definición de anadiplosis nos dice que se produce cuando se repite la última parte de un verso o de un grupo sintáctico y de sentido al principio del siguiente.

[La mayoría de los recursos literarios pueden aparecer indistintamente en un texto en prosa o en un texto en verso.
Por tradición retórica, en ciertos casos, algunas definiciones hacen referencia explícita al verso, por lo que pudiera interpretarse, erróneamente, que tales recursos son exclusivos del verso.
Por esta razón en algunas definiciones añadimos  a verso, “cláusula o grupo sintáctico y de sentido”; para ir recordado que, en general, nos referimos tanto a prosa como a verso].

“…par entre los pares, maestro, ¡salud!,
¡salud!, porque juzgo que hoy muy poca tienes…”

(Rubén Darío, Nicaragua, 1867-1916)

Formalmente, podría verse como una clase especial de reduplicación, puesto que, literalmente, las palabras también se repiten en la anadiplosis una a continuación de la otra. La cuestión clave es la pertenencia o no de las palabras que se repiten a la misma unidad sintáctica y de sentido.
Así las distinguiremos siempre en el caso de la prosa, pues visualmente son indistinguibles).

En este primer ejemplo:

Vete, vete, no me esperes

estamos ante una reduplicación, porque las dos palabras repetidas están claramente vinculadas a una misma  unidad de sentido, es una repetición enfática, la misma cosa se dice dos veces.

En estos otros que siguen a continuación, en cambio, nos encontramos  con  anadiplosis.

Pese a que ella le suplicaba, Juan se fue, se fue y no ha vuelto nunca más.

Hasta el primer se fue, nos encontramos una unidad de sentido. El narrador contempla un ámbito temporal que concluyó con la marcha de Juan.

A partir del segundo se fue, el narrador cambia de perspectiva y contempla un segundo ámbito temporal,  pasa a hablarnos de los hechos  desde ese momento de la partida de Juan hasta el presente en el que el emisor-narrador está emitiendo ese enunciado.

Observa algo similar en este otro ejemplo:

Si ese es tu deseo vete, vete pero no vuelvas.

Pero también en el caso de la poesía esta condición especial de la anadiplosis (final de una cláusula o grupo sintáctico y comienzo del siguiente) puede dar lugar a confusiones, si se produce en el interior de un mismo verso, en casos como:

“…del olvido de amor, amor nacía…” (Lope de Vega, 1562 – 1535)

Estamos ante una anadiplosis -y no ante una reduplicación- porque los dos “amor” pertenecen a cláusulas sintácticas distintas, como se aprecia deshaciendo el hipérbaton: “nacía amor (sujeto) del olvido de amor (complemento del nombre)”.

 

1 comentario en «La reduplicación, ejemplos y definición»

  1. Un placer encontrar esta página. Los contenidos, fuentes, presentación y explicación de los temas son concisos, pedagógicos y convincentes. Los felicito. Recomendaré esta paágina y espero visitarla muy pronto. Gracias por el trabajo que realizan.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.