Casos especiales de rima

Casos especiales de la rima: los diptongos y las esdrújulas

A la hora de analizar la métrica de un poema, hay que tener en cuenta, en el apartado de la rima, la posible presencia de los llamados casos especiales o excepciones de la rima.

Excepción de los diptongos

Cuando la última palabra de un verso contiene un diptongo en la zona de la rima (todo lo que quede a partir de la última sílaba acentuada del verso), puede suprimirse (no es algo obligatorio, solo se aplica si la disposición de la rima del poema lo requiere), a efectos de rima, la vocal débil de dicho diptongo.
Así, por ejemplo, aceite puede rimar con vete en consonante por qué la «i» del diptongo de ace(i)te se puede ignorar. Si ponemos un ejemplo con rima asonante, aceite puede afirmar con peces, o incluso con confiese.

El caso más habitual y mejor visto es el de los diptongos crecientes situados en la penúltima sílaba de la palabra final del verso (huerto rimando con yerto), pero podemos ver esta excepción con toda clase de diptongos, situados tanto en la penúltima como la última sílaba del verso y, menos frecuentemente, incluso en la antepenúltima, si se trata de palabras esdrújulas. Menos elegante sería hacer lo mismo con un triptongo, pero entra igualmente dentro del mismo caso especial.

Ejemplo de Luis José de Tejeda y Guzmán (Argentina, 1604-1680)

Fragmento del Romance de Babilonia

Se trata de algunas coplas que forman parte de ese poemario. Como ejemplo de coplas, riman los versos pares en asonante y quedan sueltos los impares.
Para ello, en un par de ocasiones hay que ignorar la i de algunos diptongos.

 La ciudad de Babilonia, 8-
aquella confusa Patria,  8a (a-a) rima asonante
encanto de mis sentidos, 8-
laberinto de mi alma;  8a 

 Aquella que fue mi cuna  8-
al tiempo que el sol pisaba  8a 
la cola del escorpión  8-
y el le miraba con rabia:  8a 
 Mientras canto y mientras lloro  8-
y entre memorias pasadas  8a 
refiero agravios presentes, 8-
me escuche desde su alcázar. 8a 
 Para cantarlas me siento 8-
sobre la arenosa falda 8a 
de este humilde y pobre río 8-
que murmura a sus espaldas.8a

Excepción de las esdrújulas.

De modo parecido, en el caso de las palabras esdrújulas, a efectos de rima puede ignorarse la sílaba postónica, la que va detrás del acento de intensidad.
Así, por ejemplo, una palabra como cántico puede rimar en asonante con otra como cacho (-ao); o en consonante con zanco (anco, suprimiendo la sílaba postónica (-ti-) de cántico).
En general, la excepción de las palabras esdrújulas es más frecuente encontrarla en el caso de rimas asonantes.

Ejemplo del poema Para que yo me llame Ángel González

(Fragmento)

yo no soy más que el resultado, el fruto, 11-
lo que queda, podrido, entre los restos; 11A
esto que veis aquí, 7- (6+1, aguda)
tan sólo esto: 5a
un escombro tenaz, que se resiste 11-
a su ruina, que lucha contra el viento, 11 A
que avanza por caminos que no llevan 11-
a ningún sitio. El éxito 7 a (8-1)
25-de todos los fracasos. La enloquecida 12–
fuerza del desaliento… 7-a

Para las normas generales de la rima puede consultarse esta otra entrada: Rima asonante y rima consonante

7 comentarios en «Casos especiales de rima»

  1. hey me gustarìa que me pudieran ayudar a encontrar un diccionario de rimas esdrùjulas si acaso lo hay

    en los diccionarios de rimas online me han ayudado mucho pero solo hasta las rimas graves

    a la hora de buscar rimas por ejemplo para:
    vehiculo
    capitulo
    ridìculo
    cìrculo

    es donde me la quiebro un rato para encontrarlas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.