Qué es una estrofa

Definición de estrofa

La pregunta de ¿qué es una estrofa? tiene una respuesta muy intuitiva. Cualquiera de nosotros, con solo echarle un vistazo a un poema, reconoce de inmediato las estrofas porque son «esos grupos de versos» separados por un espacio más amplio. Pero la definición «científica», también es muy sencilla:

Como sabemos, la poesía se escribe en versos, esa especie de «líneas cortas» que se suceden una tras otra hasta formar poemas de diferentes extensiones.
Pues bien, una estrofa es un grupo de versos que posee una organización concreta; es decir que sigue una reglas determinadas en cuanto a:

  • el número de sílabas que tiene que tener cada verso,
  • el tipo de rima que debe tener cada uno de los versos (asonante, consonante o ninguna),
  • la estructura de las rimas de esos versos (por ejemplo: el 1º debe rimar con el 3º, el 2º con el cuarto, etc):
  • la cantidad de versos que debe contener la estrofa (por ejemplo, un terceto debe tener 3, una lira, 5, etc).

Tipos de estrofas

Cualquier poeta podría inventarse una clase nueva de estrofa, pero las que se usan con más frecuencia han sido fijadas a lo largo de los siglos por la tradición literaria.
Normalmente se clasifican según la cantidad de versos que deban tener. Por ejemplo:

  • De cuatro versos: cuarteto, serventesio, redondilla, cuarteta…
  • De cinco versos: lira, quintilla, quinteto…
  • De seis versos: sextilla, sexteto, copla manriqueña…

Pero también pueden clasificarse en simples y compuestas. Las compuestas están formadas por combinaciones de otras estrofas y el ejemplo más claro es el soneto clásico que debe tener dos cuartetos y dos tercetos.

Ejemplo

Soneto de Miguel Hernández

(Contiene dos estrofas, dos cuartetos y dos tercetos)

Te me mueres de casta y de sencilla…
Estoy convicto, amor, estoy confeso
de que, raptor intrépido de un beso,
yo te libé la flor de la mejilla.

Yo te libé la flor de la mejilla,
y desde aquella gloria, aquel suceso,
tu mejilla, de escrúpulo y de peso,
se te cae deshojada y amarilla.

El fantasma del beso delincuente
el pómulo te tiene perseguido,
cada vez más patente, negro y grande.

Y sin dormir estás, celosamente,
vigilando mi boca ¡con qué cuido!
para que no se vicie y se desmande.

¿Todos los poemas tienen estrofas?

La respuesta es que no. En efecto, conviene saber que existen dos tipos de poemas:

  1. POEMAS ESTRÓFICOS. Como los que hemos visto en los ejemplos anteriores.
  2. POEMAS NO ESTRÓFICOS. Forman una serie de un número indefinido de versos y no están estructurados en estrofas «separadas».

Ejemplo de poema no estrófico.

Los romances, por ejemplo, no están estructurados en estrofas. Este tipo de poemas pueden  tener 20, 40, 60 o el número de versos que sea, no hay regla al respecto. Deben cumplir otros requisitos, que rimen en asonante los versos pares y que los versos tengan el mismo número de sílabas, pero no están estructurados en estrofas.

Quién hubiera tal ventura
sobre las aguas del mar,
como hubo el conde Arnaldos
la mañana de san Juan

yendo a buscar la caza
para su falcón cebar,
vio venir una galera
que a tierra quiere llegar

las velas trae de seda
jarcias de oro torzal
áncoras tiene de plata
tablas de fino coral

marinero que la guía
diciendo viene un cantar
que la mar ponía en calma
los vientos hace amainar

las aves que van volando
al mástil vienen posar
los peces que andan al fondo
arriba los hace andar.

Allí habló el infante Arnaldos
bien oiréis lo que dirá
«Por tu vida el marinero
dígasme ahora ese cantar»

Respondiole el marinero
tal respuesta le fue a dar
«Yo no digo mi canción
sino a quien conmigo va».

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.