Comentario de texto

Tipos de aliteración: color vocálico y onomatopeya

Tipos de aliteración y la onomatopeya

CURSO DE RETÓRICA.
Los recursos fónicos.
Lección 2:
 La aliteración (2ª parte), el color vocálico y la onomatopeya.

Color o armonía vocálica.

Cuando la aliteración la forman vocales, suele denominarse color vocálico o armonía vocálica.
Está presente en este ejemplo de Miguel Hernández donde se combina la repetición de consonantes (L y S) con la de la vocal A:

A las aladas almas del almendro de nata

1.C.-Diferentes casos de aliteración.

A menudo, la aliteración puede efectuarse no con un solo fonema repetido varias veces, sino merced a la combinación de varios fonemas diferentes que también se repiten en proporción relevante cada uno de ellos.
En este caso, normalmente, dichos fonemas tendrán en común la capacidad de sugerir, en el contexto de cada texto concreto, una misma sensación y, formalmente, rasgos fonéticos similares (v.gr; combinaciones de líquidas – s, l, r – para sugerir suavidad, ligereza, delicadeza…). En un ejemplo como este:

“...En mis manos levanto una tormenta
de piedras, rayos y hachas estridentes...”
(Miguel Hernández)

podemos analizar aspectos como las que siguen:

1.2.- Onomatopeya y aliteración.

Una definición de onomatopeya podría decir que se produce cuando con los sonidos de las palabras que se emplean se pretenden imitar sonidos reales. En la lengua habitual tenemos palabras como “maullido”, “croar” etc. He aquí un ejemplo del argentino Ezequiel Martínez Estrada (1895-1964) en el que las palabras emulan el sonido de la campana (también se produce rima en eco):

“Canta la campana aldeana
su diana. Paz matutina…”

Tal como vemos en este ejemplo, en numerosas ocasiones, esta imitación se lleva a cabo mediante expresiones en las que se repite algún sonido; es decir, con cierta frecuencia, el efecto imitativo u onomatopéyico se lleva a cabo mediante la aliteración.
Por esa razón, aunque la onomatopeya suele catalogarse como un recurso aparte, diferente de la aliteración, muchas veces es también un tipo de aliteración, siempre que se base en la repetición de sonidos para conseguir su propósito imitativo.