El mejor poema de amor de todos los tiempos

El mejor poema de amor de todos los tiempos

Ando aquí un poco aburrido preparando todo el material de la web -que tardará casi un año en estar como para ser visto, seguro- y se me ha ocurrido hablar de los poemas de amor.

Hace tiempo que no traemos aquí una buena poesía de amor.

Así que la idea es, ¿cuál es para ti el mejor poema de amor? ¿Cuál es tu favorito, tu preferido?

Postea tu poesía de amor favorita y la más «votada» y alguna otra la podríamos comentar, ¡Pruébalo!
Ya sabemos que «mejor» es un término quizá  carece de valor en literatura, pero ya nos entendemos.

———

Bueno, volviendo sobre esto pasados unos días, aparte de algunas poesías de amor que, seguro, a muchos se nos ocurriría considerar como las mejores de todos los tiempos, por mi parte voy a recordar algunos que tratan de amor, al fin y al cabo, pero no del típico entre de amantes, por así decirlo.

En primer lugar, un poema de César Vallejo que para mí es lo más tierno que se ha escrito nunca; es algo así como el Quijote en verso, pues el mensaje de fondo de Cervantes es muy similar.
Creo que no hay un poema de amor (o no) mejor que este. Dicho de este modo queda espacio para muchas otras poesías de las que se podría decir lo mismo: que mejores no los hay.

Poema de César Vallejo

Considerando en frío, imparcialmente…

Considerando en frío, imparcialmente,
que el hombre es triste, tose y, sin embargo,
se complace en su pecho colorado;
que lo único que hace es componerse
de días;
que es lóbrego mamífero y se peina…

Considerando
que el hombre procede suavemente del trabajo
y repercute jefe, suena subordinado;
que el diagrama del tiempo
es constante diorama en sus medallas
y, a medio morir, sus ojos estudiaron,
desde lejanos tiempos,
su fórmula famélica de masa…

Comprendiendo sin esfuerzo
que el hombre se queda, a veces, pensando,
como queriendo llorar,
y, sujeto a tenderse como objeto,
se hace buen carpintero, suda, mata
y luego canta, almuerza, se abotona…

Considerando también
que el hombre es en verdad un animal
y, no obstante, al voltear, me da con su tristeza
en la cabeza…

Examinando, en fin,

sus encontradas piezas, su retrete,
su desesperación, al terminar su día atroz,
borrándolo…

Comprendiendo
que él sabe que le quiero,
que le odio con afecto y me es, en suma,
indiferente…

Considerando sus documentos generales
y mirando con lentes aquel certificado
que prueba que nació muy pequeñito…

le hago una seña,
viene,
y le doy un abrazo, emocionado.
¡Qué más da! Emocionado…Emocionado…

En segundo lugar, a mí también me hermoso y estremecedor este…

Soneto de Antonio Machado

Esta luz de Sevilla… Es el palacio
donde nací, con su rumor de fuente.
Mi padre, en su despacho. —La alta frente,
la breve mosca, y el bigote lacio—.
Mi padre, aun joven. Lee, escribe, hojea
sus libros y medita. Se levanta ;
va hacia la puerta del jardín. Pasea.
A veces habla solo, a veces canta.
Sus grandes ojos de mirar inquieto
ahora vagar parecen, sin objeto
donde puedan posar, en el vacío.
Ya escapan de su ayer a su mañana ;
ya miran en el tiempo, ¡padre mío !,
piadosamente mi cabeza cana.

 

37 comentarios en «El mejor poema de amor de todos los tiempos»

  1. tengo el mejor poema del mundo y lo mejor es que es del mejor escritor que yo concidero como lo envio para que lo califiquen

  2. Bueno, se puede incluir como un comentario, o uno puede registrarse como usuario y publicar, o postearlo en el foro… Hay múltiples opciones…

  3. A mí me parece un gran poema de amor no romántico sino de amor a la condición humna uno de Antonio Machado que habla de su padre. De su padre y de él mismo y de todas las personas.
    No sé si tiene título, lo copio tal como lo tengo aquí.

    Esta luz de Sevilla… Es el palacio
    donde nací, con su rumor de fuente.
    Mi padre, en su despacho. La alta frente,
    la breve mosca, y el bigote lacio.

    Mi padre, aún joven. Lee, escribe, hojea
    sus libros y medita. Se levanta;
    va hacia la puerta del jardín. Pasea.
    a veces habla solo, a veces canta.

    Sus grandes ojos de mirar inquieto
    ahora vagar parecen, sin objeto
    donde puedan posar, en el vacío.

    Ya escapan de su ayer a su mañana;
    ya miran en el tiempo, ¡padre mío!,
    piadosamente mi cabeza cana.

  4. BUSCANDO ENTRE SOMBRAS

    Buscando entre sobras la luz perdida,
    Sueño que algún día tú me la darías.
    Despertando en las noches con ansias de amarte,
    Cada murmullo sentido y un beso al consolarte,
    Recordando la ternura de de miles de caricias,
    Mil palabras de aliento me invaden y me hechizan,

    Ahora que ya no te tengo, ahora que estas en el cielo,
    Te anhelo y te deseo como el primero de los días,
    Y busco la manera, de sobrellevar a la vida,
    Que un día me regalo, a lo que mas quería.

    Buscando entre sombras la luz perdida,
    Buscando entre cielos y mares, una esperanza de vida,
    Que me de la fuerzas suficientes, para afrontar cada día
    Tu ausencia y recordarte desde aquí,
    Que te amo amada mía.

    (José David Cadena Moreno, Bogota, Colombia)

  5. Otro poema de Vallejo que contiene mucha ternura y humanidad es el que les dejo a continuación. Extraordinario poeta.

    LOS PASOS LEJANOS

    Mi padre duerme. Su semblante augusto
    figura un apacible corazón;
    está ahora tan dulce…
    si hay algo en él de amargo, seré yo.
    Hay soledad en el hogar; se reza;
    y no hay noticias de los hijos hoy.
    Mi padre se despierta, ausculta
    la huida a Egipto, el restañante adiós.
    Está ahora tan cerca;
    si hay algo en él de lejos, seré yo.
    Y mi madre pasea allá en los huertos,
    saboreando un sabor ya sin sabor.
    Está ahora tan suave,
    tan ala, tan salida, tan amor.
    Hay soledad en el hogar sin bulla,
    sin noticias, sin verde, sin niñez.
    Y si hay algo quebrado en esta tarde,
    y que baja y que cruje,
    son dos viejos caminos blancos, curvos.
    Por ellos va mi corazón a pie.

  6. Otro hermoso poema que deseo compartir con ustedes pertenece a Vladimir Mayakovsky.

    Esperanza

    Devolvedme el corazón,
    y la sangre hasta mis últimas venas!
    ¡Llenadme el cráneo de ideas!
    Yo no he vivido del todo mi vida,
    sobre la tierra.
    Yo no he acabado de amar del todo.
    Yo fui de dos metros de estatura.
    ¿para qué quiero esta altura?
    Para este trabajo,
    se puede ser de una sola pulgada.
    Me pasé la vida arañando con una pluma,
    en un cuartucho de dos metros,
    armado con anteojos,
    en una pieza-estuche.
    Yo haré gratis todo lo que quieran,
    limpiaré,
    lavaré,
    cuidaré,
    barreré.
    Podría servir aunque más no sea de portero.
    ¿Ustedes tienen porteros?
    Yo fui alegre a veces,
    pero qué puedo hacer con esta alegría,
    si nuestra desgracia es insondable.

    Ahora,
    todos enseguida muestran los dientes,
    para morder,
    o para ladrar.
    Por si poco fuera este dolor,
    por si poco fuera nuestra pena.
    ¡Llamadme!
    Yo trataré de entretenerlos,
    con charadas e hipérboles,
    con alegorías,
    o con el malabarismo de mis versos.
    Yo he amado en la vida.
    ¿Duele?
    ¡Qué importa!…

    Viviremos cuidando nuestras penas.
    Yo amo también a los animales.
    ¿Ustedes tienen jaulas con animales?
    Dadme un puesto de guardián de fieras.
    Yo amo a las fieras.
    Cuando veo un perrito,
    aquí en la panadería hay uno,
    todo peladito,
    soy capaz de arrancarme mi propio hígado,
    y decirle, toma,
    come,
    no me da lástima, querido.

  7. COMO TE AMO…
    Te amo hasta la profundidad,
    la extensión y la altura
    que puede alcanzar mi alma
    cuando busca a ciegas,
    los límites del ser y de la gracia ideal.
    Te amo hasta el nivel más quieto,
    De la necesidad cotidiana,
    a la luz del sol y el candelabro.
    Te amo con la libertad con que
    se opone el hombre a la injusticia
    y con la pureza de quien desdeña los elogios.
    Te amo con la pasión exacerbada
    por mis viejas penas,
    y con la fe inocente de mi infancia,
    Te amo con el amor que pareció perderse,
    Cuando perdí mis santos….te amo
    con el aliento,
    sonrisas y lagrimas de mi vida
    ¡ entera ! y…. si Dios lo quisiera
    te amaré aun mejor, después
    que muera….

  8. AMOR.
    AMOR SON 2 SILABAS. FORMADAS POR 4 LETRAS,
    QUE PARA MUCHOS SIGNIFICA TANTO, Y PARA OTROS, SIGNIFICA NADA.HAY AMOR CUANDO SE QUIERE UN PADRE, HAY AMOR CUANDO SE BESA A UNA MADRE, HAY AMOR AL VER A UN HIJO ENFERMO Y HAY AMOR CUANDO SE ENTREGA EL ALMA, ENTONCES, POR QUÉ TANTO ODIO, ENTONCES, POR QUÉ TANTOS PLEITOS, SI TODOS SOMOS HERMANOS Y AMARNOS TODOS DEBEMOS. AUTORA. DMRD.

  9. yo tengo un bello poema escrito lindamente por mi habra mejores habra peores mal escrito y sin versos pero aqui demuestro mi amor hacia una bella mujer a la que yo un dia ame

    carta:-titulo-adios por siempre mi amor: no comprendia por que,no sabia por que fue aquello por que la amava tanto,mi corazon perdido en la oscuridad y sin razon de vivir,solo yo la vi morir y llore con
    desesperacion por que a lo que yo mas ame perdi y no me supe contener mi flor estelar
    con amor me abrazava besandonos asi con felizidad,yo perdido en mis sentimientos
    estoy aqui y me muero.yo anelo al fin verte pero se que no volveras,un abrazo
    senti en mi cuerpo felizmente me gire y te vi a ti mi amor por que esto es un adios
    y todo esto acabo para siempre,yo con tristeza me despido para no volver sintiendolo
    y anelando que un dia por fin nos volvamos ha ver,por que visto lo visto parecia que fuera
    ayer cuando te perdi y en ese mismo tiempo al final no te recupere…adios mi bello sol,
    ese mismo dia yo llore de desesperacion yo por ti me muero yo a ti te anelo,
    por que tu fuiste mi vida entera,por que no supe que decir,un adios es lo que digo y te dedico a ti,
    por que esto ya acabo,todavia me queda un largo camino pero algun dia volvere para verte a ti mi vida adios bella mia adios bella flor por que mi herida es incurable por que mi dolor es insaciable,por que perdi lo que amava y solo supe decir adios ya que ella acabo con mi corazon echo trizas y todavia te recuerdo,
    por que este adios es para siempre,por que tu lindo olor me deshace pero asi es como debe
    ser,por que al perderte te empeze a añorar y por ello te culpo a ti adios mi corazon adios mi locura adios mi vida por que todo debio pasar asi por que lo mejor es decir adios i no hasta siempre,por que tu y yo sabemos que este amor nunca acabará mientras tu estes conmigo,pero no te siento a mi lado por que yo sin ti no quiero vivir por que sin ti me quiero morir por que estoy enamorado de ti amor,mas no lo pude resistir
    jamas,loco por ti estoy esperando una señal de adios y infeliz esperando estoy,espero que algun dia
    te pueda volver a ver se que jamas ocurrira pero mi fuerza de voluntad valor que no tengo me dara y me ayudara a confiar en que algun dia a mi lado vuelvas a estar,exausto te espero amor mio…
    y por ello estoy muriendo mucho tiempo esperando volver ha verte,falsedades que aparecen
    todo es una mentira aqui,ya no se en quien confiar por que mi recuerdo de aquel dia no se borra de mis pensamientos y te estoy perdiendo,loco por ti estoy y cada vez mas te anelo a ti sin saber en verdad que hacer,por que tu en mis sueños permaneces,por que no se como perderte
    por que para mi es una desonra.y un adios para siempre es lo mejor… adios mi alma adios mi rosa adios mi vida finalmente pienso decirte la verdad luz mia de mi corazon te amo con toda mi alma te amo con toda mi vida y lo unico que se me ocurre es adios querida mia.

  10. no les gustara sera ilegible pero este amor que siento no lo llegue a sentir por nadie jamas
    si consiguen leerlo digan que es horrendo pero mi corazon a sacado a la luz lo que yo en verdad con amor y dolor siento por la mujer de
    mis sueños que al fin un di9a encontre

  11. esque nadie leyó nunca nada de Salinas? Pedro Salinas? Es EL POETA DEL AMOR (y no lo digo yo…) jamás la belleza hubiera esperado tan sutil manifestación de su grandeza… No dejo, suyo, nada escrito porque profanaría tanto sentimiento derramado en tinta… buscadlo y disfrutadlo en la más siseante intimidad, cuando las sombras os arropen…

    Un saludo a todos.

  12. este pequeo verso espero les guste lo escribi hace pocotiempo
    a donde va el dolor cuando es d enoche?
    a donde va que no lo siento?
    por que vuelve al amanecer es mi reproche
    o mi problema sera?
    por que despierto?

  13. Alguien sabe cual es el poema de salinas que dice algo así »desesperación por que a lo que yo mas ame perdí y no me supe contener mi flor estelar con amor me abrazaba, besando nos así con felicidad,yo perdido en mis sentimientos por que tu fuiste mi vida entera…» me ayudaría saberlo. Gracias

  14. Son muy bonitos, pero son mejor si el poeta eres tu. Yo me invente este,es un poco corto.

    Te quiero tanto,
    que no puedo ni olvidarte,
    y cada vez que estoy a tu lado,
    solo pienso en besarte.

  15. Sin duda alguna Pablo Neruda de Veinte poemas de amor y una canción desesperada

    Poema XX

    PUEDO escribir los versos más tristes esta noche.
    Escribir, por ejemplo: » La noche está estrellada,
    y tiritan, azules, los astros, a lo lejos».

    El viento de la noche gira en el cielo y canta.

    Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
    Yo la quise, y a veces ella también me quiso.

    En las noches como ésta la tuve entre mis brazos.
    La besé tantas veces bajo el cielo infinito.

    Ella me quiso, a veces yo también la quería.
    Cómo no haber amado sus grandes ojos fijos.

    Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
    Pensar que no la tengo. Sentir que la he perdido.

    Oír la noche inmensa, más inmensa sin ella.
    Y el verso cae al alma como pasto el rocío.

    Qué importa que mi amor no pudiera guardarla.
    La noche está estrellada y ella no está conmigo.

    Eso es todo. A lo lejos alguien canta. A lo lejos.
    Mi alma no se contenta con haberla perdido.

    Como para acercarla mi mirada la busca.
    Mi corazón la busca, y ella no está conmigo.

    La misma noche que hace blanquear los mismos árboles.
    Nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos.

    Ya no la quiero, es cierto, pero cuánto la quise.
    Mi voz buscaba el viento para tocar su oído.

    De otro. Será de otro. Como antes de mis besos.
    Su voz, su cuerpo claro. Sus ojos infinitos.

    Ya no la quiero, es cierto, pero tal vez la quiero.
    Es tan corto el amor, y es tan largo el olvido.

    Porque en noches como ésta la tuve entre mis brazos,
    mi alma no se contenta con haberla perdido.

    Aunque éste sea el último dolor que ella me causa,
    y éstos sean los últimos versos que yo le escribo.

  16. De lejos me parece que el mejor poema de amor que he leido es el siguiente:

    Acuérdate de Mí
    de Carlos Augusto Salaverry

    ¡Oh! cuánto tiempo silenciosa el alma
    mira en redor su soledad que aumenta
    como un péndulo inmovil: ya no cuenta
    las horas que se van!
    No siente los minutos cadenciosos
    a golpe igual del corazón que adora
    aspirando la magia embriagadora
    de tu amoroso afán.

    Ya no late, ni siente, ni aún respira
    petrificada el alma allá en lo interno;
    tu cifra en mármol con buril eterno
    queda grabada en mí!
    Ni hay queja al labio ni a los ojos llanto,
    muerto para el amor y la ventura
    esta en tu corazón mi sepultura
    y el cadáver aquí!

    En este corazón ya enmudecido
    cual la ruina de un templo silencioso,
    vacío, abandonado, pavoroso
    sin luz y sin rumor;
    Embalsamadas ondas de armonía
    elevábanse a un tiempo en sus altares;
    y vibraban melódicos cantares
    los ecos de tu amor.

    Parece ayer! …De nuestros labios mudos
    el suspiro de «Adiós» volaba al cielo,
    y escondías la faz en tu pañuelo
    para mejor llorar!
    Hoy… nos apartan los profundos senos
    de dos inmensidades que has querido,
    y es más triste y más hondo el de tu olvido
    que el abismo del mar!

    Pero, ¿qué es este mar? ¿qué es el espacio,
    qué la distancia, ni los altos montes?
    Ni qué son esos turbios horizontes
    que veo desde aquí;
    si al través del espacio y de las cumbres,
    de ese ancho mar y de ese firmamento,
    vuela por el azul mi pensamiento
    y vive junto a tí:

    Si; yo tus alas invisibles veo,
    te llevo dentro del alma estás conmigo,
    tu sombra soy y donde vas te sigo
    de tus huellas en pos!
    Y en vano intentan que mi nombre olvides;
    nacieron, nuestras almas, enlazadas,
    y en el mismo crisol purificadas
    por la mano de Dios.

    Tú eres la misma aún; cual otros días
    suspéndense tus brazos de mi cuello;
    veo tu rostro apasionado y bello
    mirarme y sonreír;
    aspiro de tus labios el aliento
    como el perfume de claveles rojos,
    y brilla siempre en tus azules ojos
    mi sol, ¡mi porvenir!

    Mi recuerdo es más fuerte que tu olvido;
    mi nombre está en la atmósfera, en la brisa,
    y ocultas a través de tu sonrisa
    lágrimas de dolor;
    pues mi recuerdo tu memoria asalta,
    y a pesar tuyo por mi amor suspiras,
    y hasta el ambiente mismo que respiras
    te repite ¡mi amor!

    ¡Oh! cuando vea en la desierta playa,
    con mi tristeza y mi dolor a solas,
    el vaivén incesante de las olas,
    me acordaré de tí;
    Cuando veas que una ave solitaria
    cruza el espacio en moribundo vuelo,
    buscando un nido entre el mar y el cielo,
    ¡Acuérdate de mí!

  17. POEMA. PABLO NERUDA ?
    No te quiero sino porque te quiero
    y de quererte a no quererte llego
    y de esperarte cuando no te espero
    pasa mi corazón del frío al fuego.
    Te quiero sólo porque a ti te quiero,
    te odio sin fin, y odiándote te ruego,
    y la medida de mi amor viajero
    es no verte y amarte como un ciego.

    Tal vez consumirá la luz de enero,
    su rayo cruel, mi corazón entero,
    robándome la llave del sosiego.

    En esta historia sólo yo me muero
    y moriré de amor porque te quiero,
    porque te quiero, amor, a sangre y fuego.

  18. Tus cinco toritos negros

    Contra mis cinco sentíos,
    tus cinco toritos negros:
    torito negro tus ojos,
    torito negro tu pelo, ..
    torito negro tu boca,
    torito negro tu beso,
    y el más negro de los cinco
    tu cuerpo, torito negro.

    Barreras puse a mis ojos,
    tus ojos me las rompieron.
    Barreras puse a mi boca,
    tu boca las hizo leño.
    Puse mi beso en barreras,
    tu beso las prendió fuego.
    Barreras puse a mis manos,
    las hizo sombra tu pelo.
    y puse barreras duras
    de zarzamora a mi cuerpo,
    y saltó sobre las zarzas
    el tuyo, torito negro.

    ¡Deja, que no quiero verte!
    ¡Déjame, que no te quiero!

    Y luego monté mis ojos
    sobre un caballo de miedo;
    tus ojos me perseguían
    como dos toritos negros.
    y luego metí mis manos
    bajo un embozo de fuego;
    …tu pelo se me enredaba
    igual que un torito negro.
    y luego junté mi boca’
    contra la cal de mi encierro;
    …tu boca estaba acechando
    igual que un torito negro.
    y luego mordí mi almohada
    para contener mi beso;
    tu beso me corneaba
    igual que un torito negro.
    y luego arañé mi carne,
    de tentación y deseo,
    para que no gritara
    que yo te estaba queriendo;
    y tu cuerpo encandilado
    mimbre, luna, bronce y fuego
    se me plantó ante mis ojos
    igual que un torito negro.

    ¡Deja, que no quiero verte!
    ¡Déjame, que no te quiero!

    El aire del cuarto estaba
    temblando con tu recuerdo.
    Cien caballos en mis venas,
    al galope por mi cuerpo;
    y yo, jinete sin rienda,
    luchando por contenerlos.
    Cien herreros en mi boca,
    trabajando con mis besos,
    y yo queriendo ser fragua
    para poder deshacerlos.

    Cien voces en mi garganta
    gritándome que te quiero,
    y yo, ¡mentira infinita!,
    gritando que no te quiero.
    Salí a por aire al balcón…
    me tropecé con el cielo;
    aquel cielo quieto y hondo,
    verde, blanco, azul y negro,
    igual que el de aquella noche
    de nuestro primer encuentro,
    en que me hirieron al paso
    tus cinco toritos negros.

    Y me acordé de aquel aire
    que jugaba con tu pelo
    como un niño a quien le gustan
    los caracolillos negros.

    Y me acordé de aquel rayo
    de luna, fino y torero,
    que puso dos banderillas
    de luz en tus ojos negros.

    Y de aquel dolor de labios
    que nos quedó de aquel beso,
    y de aquel dolor de brazos,
    y de aquel dolor de huesos
    y de aquella caracola
    de amor, que quedó por dentro
    con un mar de amor dormido;
    » ¡que te quiero!, ¡que te quiero!»
    y se me escapó la voz..,;
    grité: » ¡Te quiero!, ¡te quiero!»
    Y ya no junté mi boca
    contra la cal de mi encierro,
    y ya no mordí mi almohada
    para contener mi beso,
    y ya no arañé mi carne
    de tentación y deseo.
    Pegué mi boca a tu boca,
    junté mi beso a tu beso,
    y otra vez aquel dolor
    de cintura, brazo y huesos…
    pensando en aquella noche
    de nuestro primer encuentro.

    ¡Te quise siempre! ¡Te quise!
    ¡Te quiero siempre! ¡Te quiero!

    Aunque no puedo quererte,
    ¡te quiero!.
    Aunque no debo quererte,
    ¡te quiero!
    Aunque en cunas de tu casa
    se está meciendo un almendro
    ¡te quiero!
    Aunque yo tengo dos lirios
    que se me cuelgan del cuello,
    ¡te quiero!

    y aunque ponga mis barreras
    de zarzamora y sarmiento
    para que nunca la salten
    tus cinco toritos negros:
    torito negro tus ojos,
    torito negro tu pelo,
    torito negro tu boca,
    torito negro tu beso,
    y el más negro de los cinco
    tu cuerpo, torito negro.
    ¡Te quise siempre! ¡Te quise!
    ¡Te quiero siempre! ¡Te quiero!

  19. Un cielo y una lluvia

    Bajo el cielo azul te vi por primera vez
    Y te declare mi amor bajo la lluvia….
    Que solo fuera para ti
    Vimos el mismo sol, al ocaso del atardecer
    Compartimos la luna como los poetas lo han escrito
    Confundimos las estrellas y aferramos nuestros cuerpos para un solo amor
    Todo bajo un cielo azul y una lluvia en primavera
    Son tus ojos, sol en primavera Y un día más da tu sonrisa para beber el néctar de tú presencia
    Todo bajo un cielo azul y una lluvia en primave

  20. Este poema de Vallejo es sin duda excelente. Yo sólo puedo decir que si hay muchas razones, muchas obras y muchos poemas de inmensa calidad y pasión desde César Vallejo, que quien lo conozca bien, después la fascinación le haría pensar que él sin menor duda es el mejor poeta de todos los tiempos.

  21. Te amo
    Te amo de una manera inexplicable
    De una forma inconfesable
    De un modo contradictorio

    Te amo
    Con mis estados de ánimo que son muchos
    Y cambian de humor continuamente
    Por lo que ya sabes…
    El tiempo la vida y la distancia

    Te amo
    Con el mundo que no entiendo
    Con la gente que no comprende
    Con la ambivalencia de mi alma
    Con la incoherencia de mis actos
    Con la fatalidad del destino
    Con la conspiración del deseo
    Con la ambigüedad de los hechos

    Hasta en mi sueño, te amo
    En distancia te se esperar…
    En el fondo llevo a cabo un plan
    Para amarte más y mejor

    Te amo
    Sin reflexionar, correré peligro,
    si te digo que te quiero, eso no importa
    En efecto tengo argumentos lógicos
    y mi destino es amarte, solo me faltas tú
    Para fundamentar este amor que siento por ti
    Que surgió misteriosamente de la nada,
    siempre te diré que te amo, aun cansado te seguiré…

    Te amo
    Te amo con un cuerpo siente
    Con un corazón que palpita
    Con una cabeza que concentra en tí…
    Te amo incomprensiblemente
    Sin preguntarme porque te amo
    Sin importarme porque te amo
    Sin cuestionarme porque te quiero…
    pero te amo…

    Te amo
    Sencillamente porque te amo
    Yo mismo no sé porque te amo…
    aunque la distancia nos separa yo te amo
    anhelo saber que estarás ahí,
    poder pronunciar tu nombre,
    saber que no quiero más
    poder mirarte y gozar
    saber que eres mi amor
    y poder gritar de amor…

    Siempre te amaré,
    Te esperaré sin moverme
    con lágrimas en mis ojos
    añorando tu presencia
    estaré aquí para recibirte
    pero si no vienes
    seguiré esperándote…

  22. Luz, siempre añoro luz
    ahora ya, en los albores de mis dias, que fueron años, un ultimo recuerdo me conmueve, pues ya me siento invensible, nada puede dañarme, totalmente roto ya estoy, solo esperando ese instante, el tullimiento visceral del final y alli, alli estas tu, en la inmensidad del tiempo, sigues claramente sempiterna, diciendome que no me quieres, que ya me olvide de ti. porque?, porque?, entre tantas remembranzas bellas, siempre te interpones tu, lo unico capaz de malear, hoy mi eterno adios. pero un ultimo subterfugio yo encuentro, es que en algun lugar de tu universo mortal, estas llorando por mi, porque aun te amo y te amare aun despues de muerto.

  23. eres el claro azul del cielo que ilumina mi mañana
    eres la brisa del viento que rosa mis mejillas
    agua que fresca me abraza
    silencio q me calma
    eres la llama q me enciende
    el sendero por donde camino
    eres el sueño anhelado
    oasis en desierto
    dulce en tiempos amargos
    eres todo aquello hermoso.
    Sublime creatura venida del paraiso. Tus ojos son las estrellas que iluminan el oscuro cielo

  24. Táctica y estrategia

    Lo que siento por ti no es amistad, voy por ti y esto va en serio. Una declaración de amor.

    Mi táctica es mirarte, aprender como sos quererte como sos.
    Mi táctica es hablarte y escucharte, construir con palabras un puente indestructible.
    Mi táctica es quedarme en tu recuerdo, no sé cómo ni sé con qué pretexto, pero quedarme en vos.
    Mi táctica es ser franco y saber que sos franca y que no nos vendamos simulacros, para que entre los dos no haya telón ni abismos.
    Mi estrategia es en cambio más profunda y más simple.
    Mi estrategia es que un día cualquiera, no sé cómo ni sé con qué pretexto, por fin me necesites.
    MARIO BEDENETTI

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.