Diferencia entre paradoja, antítesis y oxímoron

Diferencias entre paradoja, antítesis y oxímoron

Se trata de 3 recursos léxico-semánticos que guardan cierta relación, pero que conviene diferenciar. Dicho en breve, el oxímoron es una clase de paradoja y la antítesis una figura algo diferente.

Definición de antítesis (o contraste)

Para que se produzca contraste, basta con que aparezcan próximos o consecutivos elementos que se opongan,  o sea, que uno sea el contrario del otro.
Siempre que se cumpla este requisito, estaremos ante un caso de antítesis.

Ejemplos

Ya tenemos uno en unas frases sencillas como estas: Con los ojos abiertos y la boca cerrada o:  Vestía un pantalón negro y una camisa blanca… Y también hay dos casos en estas otras: Yo subía la calle por la acera izquierda y ella la bajaba por la acera derecha. Ya está, para que se dé antítesis no se precisa nada más; solo que dos términos o dos expresiones signifiquen cosas opuestas.
Veámoslo a continuación en algunos textos literarios:

«de ayer te habrás de arrepentir «mañana« (Francisco de Quevedo)
Aquí, ayer y mañana   son los términos que se oponen y dan lugar a  un recurso del tipo que estamos comentando. Otras muestras del mismo autor:
«El cuerpo es tierra, y lo será, y fue nada;
de Dios procede a eternidad la mente
«un cobarde, con nombre de valiente«

Definición de paradoja

Aunque también se puede interpretar como un grado o una intensificación del contraste, la paradoja es una figura retórica diferente. Para que se produzca es necesario que los términos que la forman sean contradictorios, incompatibles, y no ya solo cosas opuestas.
La paradoja, en sentido literal, nos puede parecer, en una primera impresión, una expresión absurda y esto no ocurre nunca con el simple contraste o antítesis.
Esa aparente naturaleza absurda «oculta» o sugiere  un significado que hemos  de desentrañar reflexionando un poco sobre ello.

Ejemplos

Hay uno muy clásico de Santa Teresa de Jesús:

Vivo sin vivir en mí
y tan alta vida espero
que muero porque no muero

Esta figura retórica, la paradoja, a simple vista, lo que se nos  está diciendo carece se sentido, por lo que requiere de nosotros un ejercicio de reflexión para comprender su significado «oculto» o sugerido. En el caso de Santa Teresa podemos decir que vive sin vivir en ella porque solo vive para Dios y se muere de deseo de morir para alcanzar la vida eterna junto a él.
Pero veamos más casos:

Jorge Riechmann

La eternidad dura unos tres años, de los diecisiete a los veinte
aproximadamente.

Alejandra Pizarnik:

«Recuerdo mi niñez
cuando yo era una anciana
Las flores morían en mis manos
porque la danza salvaje de la alegría
les destruía el corazón.
Recuerdo las negras mañanas de sol
cuando era niña
es decir ayer
es decir hace siglos«.

Homero Aridjis:

  Credo

No creo en el presidente de la República
ni el empresario que explota los girasoles.
Mis dioses no tienen poder político
ni económico, ni son estrellas de los medios;
son inútiles, improductivos y efímeros.
Creo en la Virgen de Guadalupe,
a sabiendas de que no existe.

Definición de oxímoron

En realidad es un tipo de paradoja: se produce cuando los términos contrarios pertenecen al mismo sintagma. Con frecuencia sus componentes son un nombre y un adjetivo o un nombre y su complemento.
Conviene recordar que su plural correcto es oxímoros (de manera similar a hipérbatos, polisíndetos o asíndetos).

Ejemplos

Del soneto de Quevedo Definiendo el amor:

Es hielo abrasador, es fuego helado,
[…]
es un breve descanso muy cansado.

En un famoso soneto de Lope de Vega encontramos otro tipo de casos:

Ir y quedarse, y con quedar partirse

De Jorge Riechmann: «y gustosas angustias«

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.