6.060 lecturas

4 comentarios


  1. Creo que todo esto se sobredimensiona.

    Hubo un tiempo en que los alumnos estudiaban garabateando con un palo en un suelo de tierra o de arena. Nunca como en ese tiempo hubo tantos sabios por año y metro cuadrado (me refiero a Pitágoras, Tales, Heráclito, Parménides, Sócrates…)

    Todo esto son herramientas, y como tales bienvenidas sean. Realmente son útiles. Pero no han de ser soluciones o atajos, como si ese fuera el camino del saber. Mientras menos intermediarios haya entre la palabra y la persona mejor.

    Lo demás es una ayuda para el que ya sabe. No renunciemos a las herramientas. No nos ilusionemos con ellas.

  2. Lindsay

    Es alucinante que alguien usando el digilibro pueda defenderlo ¡santa ignorancia!

  3. rafael casals

    Los libros digitales son solo un intento desesperado de las editoriales por seguir con su tenderete.
    Pero el tiempo de los libros de texto ha pasado. Esa ridículo pretender limitar el uso de internet en el aula,
    Lo que habría que preguntarse es por qué la administración (?) respaldan….. Bueno, no, ¡no hay que preguntarse nada, todo funciona igual!


  4. la tendencia es que las obras literarias y escritas sean de libre difusión.. aun no está reglamentado un uso específico de los contenidos..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *